[Crítica] Monsters University: Reflexiones sobre la vida misma.

2013

Dir. Dan Scalon.

monsters-university-alternate-opening

Si bien es bastante triste que la otrora inigualable creatividad de Pixar se vea mermada ahora por la estrategia comercial de realizar secuelas en estricto rigor innecesarias, algo de la magia original se cuela entre estas obras más recientes. La primera precuela del estudio está abocada a relatar la historia de cómo Mike Wazowski y Sullivan (aquel inolvidable par de monstruos profesionales de Monsters, Inc) pasaron de ser férreos enemigos a la dinámica pareja que conocimos originalmente, en el contexto de su paso por Monsters University – la academia de monstruos destinada, más notoriamente, a enseñarles a sus estudiantes el arte del asustar como medio de sustentabilidad para su forma de vida.

La mejor forma de describir esta entrega es ‘correcta’. Es graciosa, rítmica, tiene personajes y momentos memorables, no pierde la calidez y honestidad de los mensajes de Pixar, y en general, es una grata experiencia que se adecúa perfectamente a los márgenes de una película cuya única pretensión es hacer pasar un buen rato – ni más ni menos. Como tal no se la puede culpar por cumplir su objetivo; sí se le puede quizá reclamar, inútilmente por lo demás, la memoria de los esfuerzos anteriores de Pixar, incluso su secuela más directa – pero a pesar de eso, Monsters University compensa no sus errores, sino sus carencias comparativas, con un bello y honesto comentario sobre la relación entre el esfuerzo personal y la realidad: Mike Wazowski debe enfrentarse al consenso general de que él no está hecho para asustar, y duplica y triplica sus esfuerzos para probar su valía – una premisa tan intrínsecamente norteamericana que siempre termina con el héroe probando su potencia como individuo ante la sociedad.

Lo interesante de la película es que aborda este tema con mucha mayor honestidad y tacto emocional (no quiero spoilear, pero imaginarán por el tono pesimista lo que ocurre, aunque ése no es el final de la historia), lo que se agradece si se tiene en cuenta el mensaje que le llegará a los niños (y reconozcámoslo, a los adultos también), bombardeados desde siempre con promesas de éxito y superación personal que muchas veces simplemente no se condicen con sus realidades particulares. No es que debamos vivir limitados por la realidad y por ello no intentemos nada; el gran mensaje de Monsters University es, tal y como la máxima preocupación de los griegos, el conocerse a sí mismo. Conociendo nuestras propias limitaciones y fortalezas, las batallas que podemos luchar y las que conviene no librar, es como verdaderamente conseguiremos el éxito – no pretendiendo ser algo que simplemente no somos. Y entregando ese mensaje, Monsters University puede circunscribirse sin mayores reservas al canon de calidad narrativa y emocional de Pixar, pero sobre todo, por el valor de sus reflexiones sobre la vida misma.

6.5/Muy interesante

Author: Iván Ochoa Quezada

Realizador de cine y TV y ocasionalmente sucedáneo de crítico. Mi premio Oscar sigue retenido en aduana.

Share This Post On

Comenta:

Submit a Comment

Your email address will not be published.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>